El uso de instrumentos de escritura triangulare...

4- EL USO DE INSTRUMENTOS DE ESCRITURA TRIANGULARES PARA MODIFICAR LOS HÁBITOS EN EL ZURDO

 

 

4.1 Introducción a los instrumentos de escritura triangulares en los niños.


Una de las principales soluciones que podemos adoptar para ayudar a las personas zurdas es la paulatina utilización de instrumentos de escritura triangulares que son los que mejor se adaptan a la mano zurda .Hablamos de adaptación porque tenemos que ser conscientes que es en los primeros años donde se determina la postura que va a adoptar el zurdo a lo largo de su vida y por eso es muy importante que el niño entienda que estos instrumentos, lejos de perjudicarle, van a ayudarle a lo largo de su vida, para realizar una correcta escritura, tanto en el modo como en la caligrafía.

Esto no quiere decir que ,con paciencia, no se pueda corregir con más edad, pero cuanta más edad más hábitos adquiridos y por lo tanto cuesta más. A su favor, tiene que el niño contra más edad tiene, mas fácil entiende el porqué de estos instrumentos, y después de la explicación pertinente, no tiene ningún problema en  adaptar su mano a la nueva escritura, en cuestión de minutos. No obstante, para evitarle pasar malos ratos en su período de aprendizaje es mejor hacerlo en edad infantil, porque en esta época se puede hacer como un juego, lo que facilita mucho la labor y se puede lograr con el apoyo de padres y maestros que el escribir deje de ser un problema para el niño zurdo.

En estos casos, es importante y va ayudar mucho tanto a padres como educadores,  que el niño zurdo alterne los instrumentos comunes y los triangulares para que él mismo vea en sus propias manos como el lápiz triangular le ayuda en su escritura mucho más que el lápiz convencional. Queda por descontado que el centro escolar debe de permitir que el niño zurdo use estos instrumentos en su aprendizaje diario y que no sea una excusa que todos los niños deben de usar el mismo material. Esto no debería ser así, y es una labor de los padres el exigir que su niño pueda usar estos instrumentos en su día a día en su clase, a pesar de que sean diferentes a los del resto de los niños. Todos deben de ser conscientes de que cuanto antes el niño zurdo sea consciente de su zurdera y la disfrute sin ningún problema, antes podrá superar todos los problemas comentados antes y mejor se podrá desenvolver en el mundo de diestros en el que vive.


4.2  ¿Por qué estos instrumentos?


¿Por qué es mejor un lápiz triangular para un zurdo? Debemos de ser conscientes que los zurdos tienden a coger el boli o lápiz desde muy abajo y a apretar con mucha fuerza, por todo lo de antes comentado, lo que provoca que su escritura sea muy lenta al marcar mucho las letras, además de provocar callosidades en su dedo corazón, debido a la fuerza que hacen para agarrar estos instrumentos por un problema de falta de seguridad en el agarre de dichos instrumentos.
Muchos de los problemas antes mencionados vienen de la forma que tienen los instrumentos de escritura que el niño zurdo está acostumbrado a usar. Se ha dado por supuesto que los lápices y bolígrafos son para todos igual, y  sin embargo, no se cae en la cuenta que el niño zurdo debe de modificar su escritura en la mayoría de los casos para adaptarla al uso occidental, y esa modificación trae los cambios antes señalados y otros como el de la sujeción de los lápices y bolis.

Se ha demostrado que la forma circular o hexagonal no son los más idóneos para  ayudar al cambio, porque en unos, la falta de caras por ser redondos, y en otros el exceso de caras por ser hexagonales, hacen que el niño zurdo encuentre estos instrumentos muy difíciles de coger, lo que acentúa aun más el problema de la escritura.

Frente a estas dificultades, los zurdos han encontrado un gran aliado en su escritura en los instrumentos de forma triangular, ya que con un correcto posicionamiento de la mano y más en concreto, de los dedos en estas caras, se consigue un avance en la escritura del niño zurdo muy grande. Más en concreto, el niño zurdo, antes de escribir deberá de coger el lápiz triangular y hacer un triángulo sobre el mango, colocando el índice en un lado del triángulo, el más alejado de todos, el lado pulgar en el lado más cercano al cuerpo  y el dedo corazón cerrando el triángulo, apoyándolo en el lado que falta, así:


Una vez dominada esta posición, debemos de inclinar el lápiz de tal forma que la parte superior del mango descanse en la unión que hacen el dedo pulgar y el índice , de modo que no se ensombrezca, lo que estamos escribiendo. Dominada esta posición lo aconsejable es que la sujeción no se produzca en la misma base del instrumento, sino que esta la hagamos a unos 5 cms de la punta. Esto es debido a que si lo cogemos desde la base, el lápiz o boli tiene muy poca flexibilidad y no lo podemos manejar bien, mientras que si lo cogemos desde esta altura, le dejamos a la mano una flexibilidad que se va a traducir en una escritura mucho más fluida a la hora de escribir  De esta forma conseguimos dos propósitos:


1) que la sujeción que hace el zurdo del lápiz o del boli sea mucho menos fuerte, con lo que se desliza más rápido el boli por el papel al no tener que remarcar tanto las letras.

2) una correcta utilización del lápiz.



4.3 ¿Cómo usarlos?


La correcta utilización de todos estas ayudas, van a permitir que el niño zurdo realice un aprendizaje lo menos traumático posible del arte de la escritura. Una de las cuestiones importantes que nos justifican el uso de todas estas herramientas, es que el niño zurdo al escribir en la postura de gancho lo que está haciendo es ni más ni menos que poner en un mismo plano tanto la mano como la escritura, lo que inevitablemente como hemos explicado le va a llevar a una fatiga y a un emborronamiento de lo que va escribiendo al usar un mismo espacio para ambas cosas. Sin embargo, una correcta utilización de estas herramientas van a hacer que el niño zurdo modifique su postura de escritura y por tanto, que utilice un plano para apoyar la mano, lo suficientemente alejado del plano donde plasma su escritura, con lo que eso implica a la hora de borrones, cansancios y otras cuestiones antes comentadas.

En el caso de los niños pequeños (hasta 6 años) es aconsejable el uso de lápices triangulares gruesos porque sus manos son menos hábiles y todavía están acostumbrados a manejar volúmenes grandes y es mejor que se vayan adaptando a la escritura con letras grandes para poco a poco y gradualmente ir bajando al tamaño normal de letra, a la vez que utilizan los lápices de tamaño normal.

Por último, no queremos pasar la ocasión para recordar que todas estas explicaciones se le deben ir inculcando al niño poco a poco y como un juego porque no se nos debe olvidar que muchas de las frustraciones que experimentan los niños zurdos en la escritura se deben a la falta de instrucciones específicas que les ayude a adaptarse a una escritura que no  podemos olvidar, está diseñada por y para las personas diestras y que nuestras  mejores  bazas para ayudar a un niño zurdo son la paciencia, compresión y cariño y  estas bazas deben de usarlas de forma conjunta los padres y los maestros.

Hoy en día, el zurdo puede disfrutar tranquilamente de toda una amplia gama de material de escritura con diseño ergonómico triangular que va a hacer que no tenga ningún problema a lo largo de su vida tanto escolar como laboral.

 

 

Punto 3                                                                                        Esquema