Introducción

1- INTRODUCCIÓN

 

 

La escritura es el principal rasgo de identificación que acompaña al zurdo a lo largo de su vida. Por eso, es muy importante que tanto las personas zurdas como las personas que están a su cargo, si estos son niños, conozcan a fondo todos los malos hábitos que se dan por buenos cuando una persona zurda se pone a escribir.

Conocerlos y corregirlos con unos sencillos consejos va a ser de mucha ayuda para estas personas y sobretodo en edad escolar van a ayudar a que el niño este plenamente centrado en su desarrollo escolar y que su zurdera no sea motivo de retrasos escolares por una errónea aceptación de sus malos hábitos a la hora de escribir.

Por eso la escritura es uno de los aspectos en que el zurdo experimenta mayor dificultad, y este aspecto se ve acentuado porque, repetimos, por norma general, no se trata en la edad escolar como un problema individual, sino que se aborda desde la masa de la clase, muchas veces debido  a que el maestro tiene poco conocimiento del mundo zurdo.

Profundizando un poco más en este tema, es importante resaltar que a la hora de hablar de la escritura de los zurdos, se tiende a dar por superados y admitidos muchas circunstancias que hacen que la escritura sea tan diferente entre niños diestros y zurdos.  Así, en la edad más temprana de la educación, se da por descontado que el niño zurdo va a elegir el lado izquierdo de la página y va a empezar escribir de izquierda a derecha sin ningún problema, y cuando no lo hace así, y empieza de derecha a izquierda o incluso al revés en la denominada escritura de espejo, se empieza a hablar de problemas. Hablando en el estricto sentido cerebral, no hay ninguna norma que diga que la escritura correcta es la que se desarrolla de izquierda a derecha, sino que estamos hablando de un componente cultural, heredado de nuestros antepasados, que es el que determina que esta es la dirección correcta. Tenemos el ejemplo de varias culturas de África y de Asia (ver ejemplo) donde la escritura se realiza de derecha a izquierda y no ocurre nada:

Estamos hablando de componentes culturales, nunca humanos. Por eso, no nos debe de extrañar que un niño zurdo elija escribir de derecha a izquierda. Si tomamos un folio blanco y lo dividimos en dos, la situación espacio-temporal del cerebro del niño zurdo, va a llevarle a aceptar como bueno, su lado derecho, y es a partir de ese lado desde donde va a escribir. De la misma forma, la elección de una escritura de derecha a izquierda o de espejo, es realizada por el niño zurdo tanto por una cuestión espacio-temporal del cerebro como por una cuestión de comodidad.

 

 

Esquema                                                                                               Punto 2