Compas

Compas

barra_orange.gif

Estamos ante otro artículo que a pesar de que no está pensado de forma específica para zurdos, un uso racional del mismo nos va a permitir solucionar muchos problemas de dibujo técnico a las personas zurdas.


    Muchas veces recibimos consultas acerca de si existen compás para zurdos y siempre decimos lo mismo : no existen compás para zurdos, ya que no son necesarios, pero sí que existen en el mercado compases que ayudan al niño zurdo a realizar bien los círculos y circunferencias en sus dibujos, siempre que el zurdo siga los pasos adecuados .  La causa de la no existencia de compás para zurdos la encontramos en la forma ,composición y sobretodo en el uso de este instrumento, ya que para su correcto uso, tanto los zurdos como los diestros debemos de agarrarlo por un único punto que por la forma del compás, es lo mismo que se use con la mano zurda o diestra, ya que este punto está situado en el centro exacto del compás. Nos estamos refiriendo a la cabeza del compás, y esto es así porque para hacer un círculo debemos de tomar como referencia dos puntos que estén separados exactamente a la vez y que se muevan los dos a la vez, pero con la particularidad de que uno de los puntos se mueva en rotación que es el brazo del compás que acaba en una punta metálica, mientras que el otro punto se debe de mover siempre en un mismo sentido de traslación y es el brazo del compás que tiene la punta acabada en mina de carbono . Y para que esto sea posible, las leyes de la física nos indican que para mover dos puntos a la vez, los debemos de unir por el centro haciendo que la pieza central gire sobre sí misma, siguiendo como es obvio un solo sentido , que siempre debe de ser el más fácil para los diestros y los zurdos. Precisamente en este punto es donde radica la clave de la diferencia porque mientras los diestros siempre lo harán de forma natural siguiendo el sentido de las agujas del reloj , es decir de izquierda a derecha para evitar la invasión de su espacio natural diestro, los zurdos lo deberían de hacer en el sentido contrario de las agujas del reloj, es decir de derecha a izquierda para hacer exactamente lo mismo.


Queremos recalcar la palabra debería porque a nadie se nos puede obviar que prácticamente todos las personas que participan de forma activa en la educación de un niño zurdo son personas diestras, y su enseñanza se va a dirigir a que el niño zurdo actúe como un diestro pero con la mano zurda, y que repita lo que esté viendo, sin tener en cuenta las particularidades del  zurdo. Es por eso que el educador debe de dejar que sea el niño zurdo el que experimente con el compás para que sea la propia lógica de sus movimientos la que le marque su tendencia natural, y en el caso de que esto no sea así, siempre podrá el educador enseñarle la forma correcta de hacerlo.
Para poder lograr esta postura de forma natural, el compás debe de tener un sistema que permita bloquear los dos brazos del compás a la vez para que hagamos el círculo que hagamos, no se muevan los brazos del mismo. De esta forma, se podrá realizar el círculo sin que se muevan los brazos.
A continuación expondremos los pasos a seguir para que un niño zurdo pueda usar el compás sin ningún problema.Si se siguen estos pasos, el niño zurdo podrá superar todas las dificultades que pueda tener a la hora de usarlo y lo que es más importante, le perderá el miedo a usarlo .


1)Operación de agarre de la cabeza del compás Si el compás no lo tenemos en su caja y está sobre la mesa este deberá de estar situado de tal forma que la cabeza quede lo más cercana posible a nuestro cuerpo. De esta forma, para iniciar la operación deberemos de usar la mano zurda para tomar la cabeza del compás del papel por sus partes laterales usando solamente los dedos anular e índice  que estarán colocados en la cabeza de tal forma que el lateral más cercano a nosotros lo tomaremos con el dedo pulgar de la mano izquierda y la parte más alejada con el dedo índice de esta mano. Estos dos dedos son los únicos con los que vamos a trabajar dejando el resto de los dedos muertos. El brazo de la persona zurda en esta  fase debe de quedar pegado a la mesa para dar impulso a la mano.
A partir de este momento, la mano diestra del zurdo solamente se usará para hacer una sujeción del papel o lámina donde vamos a realizar el dibujo de tal forma que procuremos que esta hoja se mueva lo menos posible.


2) Una vez acabada la operación de sujeción, pasamos a la fase de colocación del compás sobre la hoja para empezar a trabajar con él. Una vez sujetado, deberemos de elevarlo y colocarlo en la superficie del papel dónde vamos a hacer el círculo de  la circunferencia. En este movimiento el brazo de la persona zurda descansa en la mesa y la que se eleva es sólo la mano , la muñeca y parte del antebrazo. A continuación, deberemos de seleccionar la parte del papel dónde vamos a poner el brazo del compás, dejando el otro brazo al aire. Una vez elegido, deberemos de poner la punta del brazo del compás en ese punto y hacer fuerza para que el compás quede anclado al papel. Es importante que esta operación la realicemos bien y sobre todo de forma firme para que en el resto de operaciones este punto no se mueva. Es inevitable que en este punto quede marcada la hoja, pero es la única manera de que se quede fija la punta. En este punto de la operación, el resto del brazo de la persona zurda se despega de la mesa y se pone en equilibrio en paralelo al papel pero en el aire. Una vez sujeto este brazo del compás, es el momento de colocar el otro brazo que es el que va a marcar el círculo en la posición del 12, es decir en la parte más alta de la hoja a la que lleguemos, siempre sin inclinar el compás que debe de estar lo más perpendicular que podamos al papel.


3)Una vez realizada esta operación, iniciamos la fase del dibujo. En este caso, el zurdo debe de iniciar el dibujo del círculo de izquierda a derecha y no de derecha a izquierda que es como lo iniciaría un diestro, o dicho de otra forma, el zurdo debe de hacer el circulo en el sentido contrario de las agujas del reloj Una vez que se inicia el trazado del círculo de la circunferencia, deberemos de mantener un ritmo constante en nuestros movimientos y debemos de tener clara siempre la premisa de que el compás debe de estar lo más perpendicular posible al papel, para que nuestro trabajo sea satisfactorio. En este punto, los dedos son los que deslizarán la cabeza del compás siempre dejando el índice fijo y siendo el pulgar el que se desplace de atrás adelante. Con este sencillo movimiento, dejaremos el brazo del compás acabado en punta con un sentido rotatorio y será el otro brazo del compás que termina en una mina de grafito la que va efectuado el movimiento de traslación antes comentado a lo largo del papel,pero siempre guardando la misma distancia. La clave, repetimos, es que el compás este lo más perpendicular posible al papel y que no forcemos la postura para poder hacer el círculo ya que en este caso, se nos puede mover la punta del brazo del compás y ya desde ese momento, no podremos cerrar el círculo a no ser que volvamos de nuevo a ponerlo en el mismo sitio exactamente en el que estaba. Daremos por acabada nuestra operación cuando lleguemos en nuestro reloj imaginario al punto de las 12.     

       
Por tanto, lo que debe de prevalecer a la hora de comprar un compás para un niño zurdo es que este cumpla la característica de que se pueda bloquear desde su unión por parte del niño. Por esa condición, no podemos hablar de compases para zurdos porque no existen como tal. Lo que existen son compases que por su especial configuración pueden ser usados tanto por zurdos como por diestros de una manera diferente al compas tradicional, por lo que debemos de dejar claro de nuevo que los compases no son exclusivos para zurdos, sino que son usados de forma indistinta tanto por zurdos como por diestros.


Entre todos los compases que existen en el mercado, desde El Rincón Del zurdo nos hemos decantado por un compás determinado porque en el conjunto de todas sus características es el que vemos que mejor se ajusta a las necesidades del niño zurdo, pero siempre dejando claro que primero hay otros compases que perfectamente nos pueden ayudar en nuestra enseñanza al niño zurdo y segundo que no son exclusivos para niños zurdos.
 


Mostrar por página
Ordenar por

Nuevo COMPAS PARA ZURDOS MAPED TECHNIC COMPACT STOP SYSTEM

N.º de producto: ES160

6,95 € *
*

Precio con IVA incluído.